Inspirate | Poder es belleza

Cómo desactivar los comentarios negativos

¿Qué piensas de ti mismo? Eso es lo único que debería importarte. Y si vas a escuchar a alguien que sea alguien que te inspire, motive, aliente. Reflexionemos juntos por qué.

Es una mala costumbre expresar juicios negativos y los asociados al cuerpo pueden afectar mas profundamente de lo que creemos. Personas que sin pudor dan por ciertas opiniones poco o nada constructivas sobre nuestra apariencia sin que acaso se las consultemos. Peor aún, hay quienes las expresan como críticas impiadosas a espaldas nuestras, incluso bajo el anonimato o la impunidad que a veces otorgan, por ejemplo, las redes sociales.

Es esencial entender que esa violencia -porque no es más que agresión- no es merecido ni tiene que ver con un defecto real ni está asociado a un genuino interés por ayudar a mejorar nuestra imagen. La violencia está vinculada a las propias frustraciones, a procurar -inconscientemente – depositar en los demás el desagrado y el vacío que sienten por sí mismas o sus vidas. Un combo desagradable entre baja autoestima, envidia y prejuicio. También hay casos aún más patológicos en que sólo disfrutan al lastimar a los demás; gozan al causar sufrimiento. En definitiva, quien tiene el hábito de disparar comentarios nocivos es gente que se siente pésimo consigo misma y que la única manera que encuentra de sentirse viva y valiosa es rebajando a los demás.

“Aléjate de las amistades que te hacen sentir pequeña e
insegura, y busca personas que te inspiren y apoyen ”

Michelle Obama

Por eso, poner distancia de aquellas personas; cerrar los oídos a sus infructuosos juicios de valor. Y cuando se hace inevitable, hagámonos el favor de no tomárnoslas en serio ni recibir los comentarios de manera personal. No permitamos que nos limiten, nos acobarden, nos hagan dudar acerca de quién somos.

Tiene que quedarnos claro que la relación que cada uno de nosotros mantiene con su cuerpo es privada. No deberíamos dejar, entonces, que los comentarios que pretenden desvalorizarnos hagan mella en nosotras.

El cabello, el peso, el género, el estilo que cada uno tiene, habla de nosotros. Pero no nos define y está en cado una la decisión de cambiarlo, renovarlo, cuidarlo y celebrarlo. Quererse es lo principal. Es entonces cuando nos sentimos fuertes y les quitamos poder a las palabras que pretenden castigarnos. Por eso tampoco deberíamos hablar en exceso con cualquiera acerca de lo que consideramos nuestros defectos o puntos débiles porque pueden ser utilizados para atacarnos. Compartamos lo mejor y lo peor de nosotras con aquellas personas que nos estiman y con quienes son capaces de percibir nuestras virtudes más allá de lo que marquen los cánones de belleza del momento. Somos mucho más que lo que cree de nosotros la mirada ajena.

Compartir

Shop the story

Suscríbete para recibir tips mensuales de imagen, novedades y beneficios exclusivos.