Inspirate | Clóset

Kit para mantener impecable la ropa

Si bien guardar limpia nuestras prendas es primordial, vale la pena tener a mano algunos elementos aliados para conservarlas impolutas y así contar con ellas siempre. Te los presentamos.

A todas no ha pasado, probablemente, sufrir la desilusión de no poder vestir la prenda que teníamos en mente porque, cuando la buscamos en nuestro clóset la encontramos percudida, con olor a usado, algún vestigio de polvo, descocida o repleta de bolitas o pelusas que le daban una apariencia vetusta.

Definitivamente, no debería volver a pasarnos, sobre todo porque es evitable. Podemos tener nuestras prendas frescas y como nuevas. Es cuestión de contar en nuestro clóset con unas pocas herramientas útiles, sencillas y prácticas para poner en acción antes de salir o al volver a casa. Podemos guardarlos en una bella caja que, de paso, sume un toque de color y estilo a nuestro guardarropa.

“Compra menos, elige
bien, haz que dure ”

Vivienne Westwood

¡A tomar nota!

  1. Rodillo saca pelusas. Es ideal, sobre todo si vivimos con mascotas, para pasarle a los tapados, suéteres y demás prendas pesadas -en especial sin son oscuras- que no se lavan luego de cada uso y que suelen juntar pelos, pelusas y polvo del ambiente. El rodillo posee una cinta de papel adhesivo en el que se pegan esas partículas que se posaron indiscretamente en nuestras prendas y así las liberamos. De esta manera, en unos pocos segundos la ropa recupera su esplendor y, en consecuencia, también nosotras.
  2. Cepillo para la ropa. El universo de cepillos es extenso. Por eso es importante que éste haya sido elaborado para limpiar la ropa y no para cumplir con otra función. Se caracteriza por tener cerdas suaves que no dañan las telas ni tejidos. Una manera de comprobarlo es pasar el cepillo por nuestra mano o la piel del brazo. Lo debemos utilizar cuando notamos alguna pequeña mancha causada, tal vez, por haber rosado la prenda contra alguna pared o mueble con polvo. Normalmente, son prácticos para pasarlo por chaquetas de cuero o de materiales levemente rígidos que no lavamos constantemente y que suelen acumular pelusas entre las costuras, pespuntes, sisa y pliegues.
  3. Máquina quita bolitas. Son geniales para deshacernos de las desagradables pelotitas que se forman en las prendas pesadas o compactas como los suéteres gruesos y otras ropas de lana o bufandas, por ejemplo. También para el talón de las medias y los cuellos internos de algunas prendas. La máquina cuenta con un pequeño motor que absorbe las bolitas y las corta con unas cuchillas internas. Es fácil de utilizar y muy práctica. Sin embargo, hay que estar atenta y, preferentemente, no pasarla por tejidos de hilo delgado porque corremos el riesgo de cortarlo. Es importante elegir un modelo de marca confiable, si es posible para dos tamaños de bolitas, porque de otro modo suele durar poco.
  4. Tijera. Es habitual que encontremos algún hilo fuera de lugar que desluce la prenda. Incluso a veces se halla en ropa de estreno. Nunca debemos tentarnos de arrancarlo con la mano o los dientes porque podemos arruinar la vestimenta. Para eso está la tijera; una pequeña con buena punta y mucho filo es la ideal.
  5. Kit de hilo, aguja e imperdible o alfiler de seguro. Si encontramos una prenda descocida o algún botón colgando, a punto de caer, podemos solucionarlo gracias a ese kit (también vale la pena tener uno en la cartera). Nos salvará en más de una ocasión. El imperdible o alfiler de seguro (de gancho, en Argentina) puede ser una buena alternativa si tenemos demasiada prisa.
  6. Esponja de brillo o franela. Repasarlo por tu calzado limpio, le va a dar más encanto.

3 consejos extras para prolongar la frescura de las prendas:

  • Es fundamental guardar la ropa siempre lista para usar.
  • Lo ideal es hacerlo a puertas cerradas y en cajones porque de esa manera la protegemos al máximo del polvo.
  • Cuando volvemos de alguna salida, en especial si fuimos a un restaurante o a algún lugar que pueda habernos impregnado olor en la ropa, recordemos ventilarla al aire libre; si hay sol, mejor.

Si cuidamos nuestra indumentaria y calzado con estos elementos y aplicamos la tríada de consejos vamos a disfrutarla por más tiempo y vernos impecables siempre.

Compartir

Shop the story

Suscríbete para recibir tips mensuales de imagen, novedades y beneficios exclusivos.