Inspirate | Color

El abecé de la colorimetría

Hay colores que nos favorecen y realzan nuestra belleza natural mientras que otros la opacan. Conocerlos es clave para potenciar nuestro estilo, crear un guardarropa inteligente y obtener múltiples beneficios. Te damos algunas pistas y te contamos por qué deberías invertir en asesorarte con un experto.

Cada una de nosotras nace con una paleta de colores proporcionada y equilibrada, determinada por el tono de ojos, piel, cejas y cabello. Y, como ocurre con el resto de las características físicas, nuestros colores son únicos y parte del sello personal.

Mejor noticia aun es que nuestra paleta natural puede potenciarse y, en consecuencia, potenciarnos. ¿Cómo? Si elegimos para vestirnos y lookearnos colores que son compatibles con los propios. Cuando esto sucede nuestro rostro despliega sus virtudes y nos vemos radiantes. La piel parece rejuvenecida y más iluminada; con muchísimas menos arrugas, manchas y sombras. Sin embargo, cuando elegimos colores que no nos favorecen porque no armonizan con nosotros, nos vemos apagadas y mustias; evidenciándose las imperfecciones de la piel.

¿Cómo reconocer la paleta que nos potencia? Con la colorimetría, el área que estudia los colores naturales en las personas, una aliada en el asesoramiento de imagen.

El tema da mucha tela para cortar, pero lo más importante es que sepamos que si bien cada persona es diferente, podemos clasificarnos en dos grandes grupos según la temperatura o composición de nuestra paleta natural. Hay personas de paletas frías y paletas cálidas. A su vez, en función de los contrastes de cada una, estás se subdividen entre paletas frías de aire (inverno) y de agua (verano); y paletas cálidas de tierra (otoño) y de fuego (primavera). A partir de estas categorías se analiza el abanico que más nos favorece.

“El mejor color del mundo
es aquel que te favorezca ”

Coco Chanel

Entonces, conocer los colores que potencian nuestra belleza nos va a permitir:

  • Estilizar y reducir visualmente la silueta iluminándonos el rostro.
  • Tener un closet inteligente, compuesto sólo por prendas que nos encantan y que nos hacer lucir muy bien.
  • Hacer compras que son la mejor inversión porque tendrán valor para nosotras por más tiempo ya que las aprovecharemos al máximo.
  • Ahorrar tiempo dado que, cuando entremos en una tienda, no nos detendremos a mirar ropa cuyos colores no nos favorecen.
  • Hacer un detox del clóset. Es decir, seleccionar y descartar (siempre vale la pena donar) aquello que definitivamente no vamos a usar o que ya no veníamos utilizando porque, inconscientemente, notábamos que no nos favorecía.

Beneficios del asesoramiento profesional

Todos tenemos una relación intuitiva con los colores porque, de algún modo, cuando los usamos percibimos si nos hacen sentir mejor o peor. Pero el diagnóstico profesional de colorimetría nos permite trascender lo intuitivo y ampliar el abanico de colores y tonos que potencian nuestra imagen.

Entonces, el asesoramiento es clave porque, a través de la colorimetría, identifica nuestra paleta y, mejor aún, nos ayuda a crear una totalmente personal, la cual que no sólo tiene en cuenta los colores que nos hacen ver mejor, sino que, además, los que nos gustan y nos representan. Porque lo cierto es que no todos los colores compatibles con nuestra imagen nos agradan y viceversa. Los expertos en imagen personal, entonces, realizan el trabajo de mostrarnos alternativas que, además de hacernos lucir naturalmente bellas, se ajustan a nuestras preferencias, estados de ánimo y estilo personal. Incluso, nos aportan estrategias para que, si nos encanta un tono que no está dentro de los aconsejados, igual podamos vestirlo con la sutiliza necesaria para que no afecte nuestra imagen. Entonces, por ejemplo, nos pueden recomendar incorporarlos en accesorios o prendas alejadas del rostro, como calzado, pantalones o faldas.

¿Otro tip? Elijamos colores que no cubran, laven o compitan con nuestros tonos naturales. Por ejemplo, si éstos son claros, no deberíamos rodearnos de colores fuertes como el verde esmeralda o el azul cobalto porque nos van a opacar y la clave es que se destaque nuestra belleza natural, personalidad y energía.

La colorimetría, en definitiva, nos ayuda a potenciar nuestra imagen y estilo de vida con los poderes que otorgan los colores.

Compartir

Shop the story

Suscríbete para recibir tips mensuales de imagen, novedades y beneficios exclusivos.