Inspirate | Closet

19 de diciembre de 2022

Básicos de guardarropas – Los Must

Lee esta nota para chequear si tienes las prendas indispensables. Son la mejor inversión porque son versátiles, ideales para combinar con otras y armonizan con cualquier estilo personal. En este artículo te comparto los míos y porque no fallan.

“Los básicos de guardarropas son como silencios, necesarios para las palabras que cuentan nuestro estilo personal. Permiten darle protagonismo a las piezas que definen nuestro estilo”

Carolina Aubele

La primera buena decisión que debemos tomar es reflexionar acerca de la necesidad de disfrutar de un vestidor más eficiente; con las prendas que necesitamos, lo que permitirá tener más espacio, mantenerlas en mejor estado y encontrarlas más rápido, acorde con lo que nos gusta, nos favorece y nos resulta cómodo. Esto redundará en que las usemos más y mejor.

Los básicos son algunas de las prendas que mas usamos, porque al no ser llamativas, permiten armar conjuntos mas rápidamente. Es importante destacar que cuando hablo de básicos, no digo vestirnos de forma aburrida, sino de tener prendas que nos ayuden incluso, a usar mas lo que ya tenemos.

Son clásicos bastante atemporales, por lo tanto también suelen ser buenas inversiones. Es que son versátiles; nos permiten adaptarlos y formar, sin dificultad, diversos looks.  Son, en definitiva, soluciones. Por eso, para poder darle múltiples usos, es importante que sean de la mejor calidad que podamos comprar, también podemos esperar a los sales y aprovechar para comprar en descuento algo mejor.

Si bien hay una lista que aquí comparto como guía, según el estilo, colorimetría y tipo corporal, van a adaptarse a las usuarias.

  • Dos camisas: Una blanca y una negra. Ambas deben ser impecables y sugerir nuestra silueta. Además, tener el largo suficiente para que no se escapen de la falda ni del pantalón. Eso sí, no deben ser ajustadas, aunque podrían tener cierta elasticidad. Idealmente, sin logos. Sí cómodas, suaves al tacto, a lo que me refiero es esas camisas que te salvan siempre.
  • Blusas claras, de voile de algodón o linos livianos, de esas muy para verano, casuales. También pueden ser diseños tipo túnicas.  Las que usamos sobre un traje de baño , con jeans, short de jean o con faldas largas, iluminan, dan frescura y funcionan con casi todo. Ideales para looks sexies entre casa. Las paletas frías mejor blancas y las cálidas, mejor tonos naturales.
  • Top o blusa de seda, puede ser simil seda, aquí es una prenda que se vea super prolija y que tenga buena caída, lindo escote, bien planchada y que vamos a usar desde reuniones hasta looks mas nocturnos. Me refiero a una prenda que tenga cierta sensualidad, puede ser levemente transparente, pero no una transparencia explícita, sino una pieza sugerente. Por ejemplo con un pantalón de vestir te salva una noche, con un pantalón de cuero se vuelve mas sexy, con jeans, si es que podés ir a trabajar en jeans, le saca esa informalidad.
  • Seis remeras impecables: Deberían ser de manga larga y de manga corta, según la temporada. Dos blancas, dos negras y dos gris mélange o azul. Elijamos de algodón o fibras naturales, sin sintéticos, y con cuello y terminaciones finas y prolijas que, si fuera necesario, podemos usar con un blazer, por ejemplo. Es recomendable, además, que los escotes sean cómodos y abiertos (o por lo menos que no se caractericen por ser cerrados). Lo ideal es renovarlas todas las temporadas porque, con el tiempo, el blanco se percude y el negro se destiñe. Las de la temporada pasada pueden pasar a vestir looks informales ya sea para estar en casa como para hacer ejercicio físico. Todas tenemos camisetas, pero cuando digo impecables, son esas nuevitas y con lindas terminaciones que te sentís una reina incluso con un jean y una remera.
  • Un suéter V y una polera en tejido liviano. Cómodos y de trama fina, deberían marcar la figura con sutileza y ser de un talle que nos permitan usar algo liviano debajo. Ni demasiado holgados, ni demasiado ajustados. Pueden ir en la semana, looks laborales y con los accesorios correctos y un poco producidas, funcionar para la noche solo con un soutien debajo. Algo con clase que siempre te va a salvar. Si las poleras no te favorecen puedes elegir un sweater escote redondo cerrado.
  • Un cárdigan tejido. Lo ideal es que sea de un color que nos guste mucho, pero neutro (gris, beige, negro, azul); de un hilado fino y femenino con diseño actualizado, apto tanto para el día como para la noche. Me refiero a esos cárdigans que usamos incluso sobre un solero en verano para refugiarnos de los aires acondicionados violentos.
  • Tres faldas oscuras. ¿Por qué tres? Porque deberían ser de largos, cortes y telas diferentes. Sugerencias: una falda lápiz, una recta y una más amplia. Largos: larga, a la rodilla, sobre la rodilla o corta, aquí depende de las que se adaptan al estilo y tipo de cuerpo de cada una. Pero me refiero a esas faldas que con botas van de día, con un stiletto funcionan para algún evento social. Esas que marcan las curvas y nos dan un toque femenino.
  • Un traje pantalón. Del color que quieras, líneas puras y con un dejo clásico, que puedas usarlo con una t shirt o con blusas super sensuales, con zapatos desde abotinados masculinos, zapatillas o stilettos infernales para la noche.
  • Dos jeans. Uno más rockeado o sea gastado, usado, con calce relajado, al que podemos usar con chatas o zapatillas. El otro, con un look mas prolijo, sin tanto lavado sino mas parejo, de esos jeand que las que trabajan en jeans pueden usar con buenas camisas para ir a una reunión, que con unos buenos tacos podemos usarlos en una salida nocturna, por ejemplo.
    Si precisamos ajustar el largo, hacerle un dobladillo a máquina con el tipo de hilo, puntada y grosor con los que vino de fábrica. Si al dobladillo se lo ve muy nuevo, podemos lijarle levemente el borde o rasparlo sobre alguna superficie de cemento y, después, colocarlo en el lavarropas para que se homogenice con la estética original. Como los básicos dependen un poco del estilo, si sos mas bien rockera, tal vez uno de tus jeans va a ser negro en lugar de azul, ese sería un buen ejemplo sobre como adaptar esta lista a usuarias reales.
  • Un jean blanco, prolijo, impecable para usar todo el año.
  • Un pantalón clásico negro. Se recomienda que tenga un corte mas bien recto, puede ser tipo masculino, amplio, esos que nos vemos divinas sin apretujar el cuerpo, que aprolijan la silueta con libertad de movimientos.
  • Un pantalón al cuerpo de un tono neutro que nos marque la silueta de manera sutil. Puede ser levemente elastizado, pero que no ajuste.
  • Pantalón de cuero negro, funciona para varias ocasiones y le da un aire rocker y más glamouroso que un jean. Personalmente soy fan de los pantalones de cuero y los tengo en varios colores, pero básico, es el negro, o sea, el que siempre me fijo que tengo que tener.
  • Cuatro vestidos negros. Dos casuales, uno largo y uno corto, esos clásicos vestidos salvadores sueltos y frescos. Los otros dos deberían poder adaptarse al trabajo y a una salida vespertina o nocturna. Para este último caso, sobre todo, ayudará si le sumamos accesorios.
  • Un blazer oscuro, mejor negro. Con cierto entalle, mas allá de lo que las modas dictan, el blazer básico es un comodín que podemos usar para levantar cualquier look. Que se vea femenino, con uno o dos botones, material que tenga cierta caída y lindas solapas.
  • Chaqueta de cuero o simil. Negra, para levantar looks muy casuales o bajarle un punto a vestidos y looks producidos. Te protege del viento, es un abrigo leve y siempre da un aire espíritu libre o rebelde, como mas te guste verlo.
  • Dos vestidos camiseros. Uno negro u oscuro (azul por ejemplo) y uno blanco. No tienen que ser necesariamente camiseros, pero con esto me refiero a vestidos con los que nos veamos eficientes, prolijas, ideales para trabajar, que podamos llevar con blazer, botas o sandalias en verano. Estos vestidos por lo general son de poplín o telas de camiseras.
  • Un tapado de paño. Más bien clásico o de estilo naval. Color? Puede ser gris oscuro, camel, azul marino, por ejemplo. También sugiero negro, pero esto depende de la colorimetría y del estilo de cada persona, si no es habitual usar negro, puede quedar medio descolgado.
  • Trench. Del color que quieras, mientras mas básico, mejor. El clásico es tono arena, ese beige claro. Protege del viento, de leves lluvias y es espectacular para usarlo en verano o media estación. La funcionalidad de la prenda es como un rompevientos, pero con un estilo más elegante.

Copyright : Carolina Aubele,  Maison Aubele & Maison Aubele International LLC – Todos los derechos reservados

Si compartís este artículo menciona la fuente, link y autora Carolina Aubele

Para más consejos de imagen y estilo personal, te invitamos a suscribirte en nuestro canal de YouTube

Compartir

Shop the story

Suscríbete para recibir tips mensuales de imagen, novedades y beneficios exclusivos.