Inspirate | Accesorios

10 claves para sentirnos cómodas con tacones altos

Es instantáneo, basta usar zapatos altos para sentirnos elegantes y poderosas. Sin embargo, no suele ser sinónimo de confort. No hasta ahora. Encuentra aquí los tips para que caminar en las alturas sea casi como hacerlo en las nubes.

Estar bien lookeadas no tiene que ser un sufrimiento; tampoco usar tacones altos. Mientras más cómodas nos sintamos con lo que vestimos y con el calzado que elegimos, más naturales y bellas luciremos.

“Los tacones altos son como el ascensor de la belleza. En una
suela plana, puedes sentirte bella, pero un tacón cambia tu
humor y como te mueves, como un animal bello y salvaje.”

Giuseppe Zanotti, diseñador

Para lograrlo, debemos tener en cuenta estos 10 consejos:

  • Elijamos hormas que nos resulten cómodas. Los zapatos deben estar firmes. Si están levemente flojos, se les puede poner media plantilla o un sujetador en el borde inferior, a la altura del talón.
  • Agreguemos plantillas acolchadas o de silicona en la zona del metatarso para contar con un apoyo más confortable.
  • Antes de estrenar un par de zapatos, para no resbalarnos, rayemos los tacos con una cuchillita y raspemos la suela sobre cemento tosco. Otra opción es pegar, en el centro de la suela, una lija fina en forma de círculo y unos 4 centímetros de diámetro. Conviene hacerlo con cemento de contacto para asegurarnos de que el agarre sea óptimo.
  • Usemos los zapatos en casa para habituarnos y evitar ampollas. Podemos colocarnos zoquetes gruesos para que el calzado se amolde más rápido al pie. De esta manera, cuando queramos salir con ellos, caminaremos con una actitud más natural, segura y seductora.
  • Nunca está de más llevar unas banditas (apósitos adhesivos) en la billetera o la cartera para proteger algún roce o lastimadura.
  • Si los pies se inflaman o cansan, sumerjámoslos en un baño con sales de epsom (sulfato de magnesio), ideal para la descongestión y la relajación.
  • Para darle descanso a nuestra espalda, procuremos estar descalzas la mayor parte del tiempo que estemos en casa. Otras opciones son utilizar pantuflas, zapatillas de descanso o las que tienen aire en la plantilla.
  • Visitemos al o la pedicura para evitar la formación de callos. También podemos regalarnos sesiones de reflexología.
  • Por la noche vale la pena aplicarnos una crema hidratante y descongestiva. Si lo precisamos incluso podríamos dormir con los pies levemente levantados (gracias a colocar un almohadón bajo el colchón para elevarlo en esa zona).
  • Antes de dormir también es aconsejable aflojar los pies al rotar los tobillos hacia la derecha y luego hacia la izquierda; y estirar los empeines de arriba abajo, entre 5 y 10 veces.

Compartir

Shop the story

Suscríbete para recibir tips mensuales de imagen, novedades y beneficios exclusivos.